¿Quien como Dios?

14 jul. 2011

Satisfacción Garantizada - Llévalo ya!

4 comentarios
Estoy parado en la acera de una panadería tomándome un café y esperando a alguien quien me citó para presentarme un proyecto. El proyecto para mi es desconocido pues no me dio detalles pero no se por qué se me metió en la cabeza que podía ser algo novedoso; tal vez porque venía de alguien recién "desempacado" de la universidad y hay que ver cuanta creatividad tienen los universitarios; además me mencionaron cuestiones de empresa, de Internet y la curiosidad me ganó.

Mientras estoy allí en ese lugar desconocido, esperando mi cita, veo llegar alguien que podría ser un "socio" de mi contacto con muy buena apariencia lo cual me da 'buena espina',.... pero esta no duró. En los próximos 15 minutos, desfilaron no menos de 20 personas en la misma dirección; unos profesionales, otros empleados, adultos, jóvenes, variedad por montones. Un proyecto como el que yo me imaginaba no es algo para más de 5 personas así que aquel mar de gente no era algo que me entusiasmara respecto al final de esta historia de 'novedades' y de creatividad.