¿Quien como Dios?

30 dic. 2010

Una nueva aventura: no dejarlo Solo

4 comentarios
Hace ocho días inicié mi compromiso personal de adoración nocturna y es que en Medellín, a pesar de que presumimos de la fe que tenemos, no contábamos con ningún lugar de adoración perpetua las 24 horas del día, los 365 días del año.

Gracias a Dios iniciamos esta aventura y yo me le medí al reto. Inicialmente me quería “hacer el loco” pues mis ocupaciones laborales, esposa e hijos, sin contar mis compromisos de comunidad, eran la excusa perfecta. Si a eso le sumamos que no cuento con transporte propio, todo estaba a pedir de boca para hacerle ‘el quite’ a Jesús. Pero no, la Mamita María siempre con sus cosas, inquietaba mi corazón con un ardor especial y me invitaba donde su Hijo. Les confieso que la visita al Santísimo es la práctica que más me ha costado. ¡Qué batalla!

16 dic. 2010

Tutaina tuturuma

1 comentarios
Seguimos recuperando y re-cristianzando nuestra Navidad. Hoy voy a hablar del pesebre, la novena, los villancicos entre otros.

En Colombia normalmente armamos el pesebre navideño, donde recreamos el viaje de María y José por belén hasta llegar a la gruta donde nacerá Jesús, y lo mantenemos allí hasta el 6 de Enero con la llegada de los reyes magos. Está tradición viene desde San Francisco de Asís y es conocido en otros países como “el belén”. Es muy importante también entonces que retomemos esto, y hagamos el pesebre en nuestras casas para que nuestros niños conozcan estas bellas aventuras de nuestra Sagrada Familia.

15 dic. 2010

Recuperando la Navidad Cristiana

1 comentarios
Una Navidad más que llega. Realmente estamos viviendo es el Adviento, y la navidad apenas a partir de la vigilia del 24 de diciembre pero bueno, finalmente vivimos el ambiente festivo de la época.
Hoy quiero hablar precisamente de esto: cómo volver a cristianizar la Navidad, una época completamente cristiana que se va paganizando lentamente y tristemente hemos caído en esto. Pero les tengo un dato no menor, ¡depende de ti re-evangelizar la cultura!

Empecemos por los símbolos. Lo primero que deberíamos incluir en nuestro adornado navideño es la corona de adviento. Una corona verde, con ramas o guirnaldas, adornadas con manzanas rojas y flores. En el centro con cuatro velas que nos ayudan a vivir los cuatro domingos de adviento. Las velas son 3 moradas y una rosada. A veces se usan morada, verde, blanca y rosada. Las tres primeras son de penitencia, preparación para la llegada de Jesús; la rosada es de júbilo y alegría por la víspera de su nacimiento. Vivamos estos signos con real fervor cristiano!