¿Quien como Dios?

12 jul. 2010

Volviendo al Espíritu

Tras una larga para he vuelto a escribir en mi blog. Pido disculpas a quienes me siguen pues es mucho tiempo sin escribir. Tal vez fue por lo candente del debate que generó mi post sobre Mockus el cual tuvo un registro de más de 50 comentarios. Gracias a Todos.

Hoy vuelvo a lo básico: la vida de un católico normal que quisiera ser santo.

Quiero tocar algunos temas tangencialmente para retomar el rumbo y volver de nuevo a la escritura.

Primer píldora: No saben el martirio que significa pasar por la calle aledaña a nuestra hermosa Iglesia de la Candelaria en el Parque Berrio. Son 100 mts bastante insoportables. Y es que no es para menos si quienes pasamos por aquel sitio presenciamos un foco de la más aterradora venta de pornografía del centro.




Justo sobre la acera de la Iglesia se pueden contar unos 15 vendedores ambulantes de películas pornográficas de las más aberrantes. ¡Justo al lado del templo!; es casi imposible ingresar por la puerta lateral del templo sin llegar a ser perturbado por ese ambiente malsano.

¡Que hubiese hecho Jesús con este espectáculo deplorable en aquel pasaje de la expulsión de los mercaderes del templo!

Segunda píldora: Volviendo al mismo templo, durante el fin de semana me acerqué allí para confesarme. La fila avanzaba a buen ritmo: 2 o 3 minutos por confesión, hasta que llegó aquel momento.... una señora merodeaba por el confesionario como si estuviese perdida; hasta que finalmente lanzó su estocada y en un abrir y cerrar de ojos ya estaba arrodillada confesándose... Si, fui vilmente 'saltado de turno'. ¡Se me colaron!.
Camino a la confesión debía contener mi indignación para no aumentar la lista de faltas a confesar y solo pensé "pobrecita, seguramente tiene afán. Tres minutos más no hacen pobre ni rico a nadie". Y efectivamente, transcurrieron tres... cuartos de hora! bueno, exagero, pero si fueron unos 20 o 25 minutos. Lo peor es que los otros tres confesionarios 'en funcionamiento', estaban igual, no avanzaban y no saben lo mal que me ha ido cuando, a veces por afán, me cambio de fila (en lo que sea) así que, resignación.
Es bueno recordarle a la gente que en la confesión no se dan detalles ni se cuentan historias. Simplemente se mencionan las faltas. Aquello parecía más una asesoría o una dirección espiritual que estan reservadas para otros escenarios.

Bueno, ya se hizo un poco largo, nos veremos por aca muy pronto.
Nos vemos en el sagrario

5 comentarios:

  1. Hola... no veo tu nombre creo que esta en latin..
    el punto es que yo he pasado por esta iglesia solo cuando voy al centro a comprar algo.. y la verdad, siempre que la miro y miro sus alrededores me da entre pánico y tristeza de ver un templo sagrado de Dios en tan mal ubicación... el otro día entre con mi hermana y como soy buena identificando a las personas, habían unas mujeres que estaban allí para robarle a los visitantes, que triste... pero que esta haciendo el padre de esta parroquia para acabar con eso????

    gracias

    ResponderEliminar
  2. JAJA, Los sacerdotes no dan a basto, hay que promover las vocaciones sacerdotales entre hijos, familias, etc....hay crisis ...pero de falta de sacerdotes!! porque la FE LA TENGO VIVA!!

    ResponderEliminar
  3. mi nombre es Miguel.Paz y bendiciones de Dios paratodos nuestros hermanos!. Debemos orar y hacer voluntarios sacrificios en señal de desagravio a nuestro Señor que está siendo ofendido muchísimo...Creo que más que nunca nos hemos alejado del cumplimiento de los mandamientos y fundamentalmente estamos siendo indeferentes a nuestro Dios. De todas maneras, Tengamos Fe, Caridad y sigamos perseverando en oración para pedir la misericordia divina. Saludo a todos, Dios los bendiga!!

    ResponderEliminar
  4. me llamo Marcela. Es claro que en el mundo en que nos movemos la falta de tiempo y las exigencias de infinidad de actividades que realizamos demandan mas tiempo, pero ante estas arbitrariedades debemos llevarlas como lo hizo Jesus y dejarnos guiar por El Espiritu Santo para trabajar la santidad, recuerda que la evaluacion de conciencia va desde el primer mandamiento hasta el ultimo. Que DIOS los Bendiga.

    ResponderEliminar
  5. Hola. Tengamos presente, ¿Qué si no nos repetamos nosotros mismos como personas´humanas y respetamos a los otros projimos ? ( projimos = próximos = templos del Espíritu Santo ), mucho menos vamos a respetar la Casa de Dios tanto por dentro como por fuera de ella. Nos falta realmente si mucha cultura ciudadana y cristiana; y, más en estos tiempos, ¿Dónde en muchas partes nos hacen falta Santos sacerdotes y Santos Laicos? ¡Esto es parejo y sin generalizar!

    ResponderEliminar

La entradas serán moderadas por eso te pedimos que por favor seas muy objetivo en tus comentarios. Dios te bendiga