¿Quien como Dios?

5 nov. 2009

Un camino construido por Dios, caminado por sus hijos


Es el camino de la santidad.
Cuando estaba en el mundo, ser santo me parecía lo más aburrido del mundo; cuando inicié mi conversión, ser santo no era mi prioridad, nisiquiera lo pensaba. Mi objetivo era ser bueno, tratar de amar a Dios y sentirme bien. ¡Tremendo error! ¡No basta ser sano, se debe ser santo!

Hoy por hoy es mi prioridad: ¡Quiero ser santo!

Es el camino trazado por la nuestro Señor para alcanzar la felicidad. Ahi esta el camino, tu decides si lo caminas o no. En los próximos posts quiero compartir con ustedes las vivencias personales en este camino, algunos tips, tareas, métodos y locuras realizadas en este proceso.
Por ahora hazte esta pregunta ¿Quiero ser santo?

3 comentarios:

  1. cuando cumpli 6 años fui por primera vez al catesismo para prepararme a mi primera comunion, el catequista dibujo un camino en la pizarra con prado, piedritas de diferentes tamaños y uno que otro obstaculo y al final del camino estaba Jesús y unas letras que decian sed santos, esto me impacto a pesar de mi corta edad y comprendi que Jesus traza el camino, que muchas veces tiene ebstaculos, praderas de paz y piedras pero al final el nos espera, ahora a mis 42 años sigo pidiendole en mi oracion que no permita que me devié ni a la izquierda ni a la derecha y que pueda seguir con la mirada fija en El.

    ResponderEliminar
  2. que linda historia! :D
    si, quiero ser santa, pero a veces no soy muy consecuente con eso... tengo quE perseverar mas y poner mas de mi pArte... orar mas y pues Obviamente necesito de la gracia de DIOS :)
    SEREMOS SANTOS? O MORIREMOS EN EL INTENTO!!! :)

    "al final de la vida, los malos se arrepentiran de no haber sido buenos y los buenos se arrepentiran de no haber sido santos"

    yesenia.

    ResponderEliminar
  3. el camino a la santidad es posile ! HAGAMOS TODO LO ORDINARIO EN EXTRAORDINARIO!

    ResponderEliminar

La entradas serán moderadas por eso te pedimos que por favor seas muy objetivo en tus comentarios. Dios te bendiga