¿Quien como Dios?

28 mar. 2011

Ante las reliquias de un Santo II

…¿Como lo viví? eso lo comentaré en el siguiente post para no alargarme mucho y me servirá para introducirnos en otro tema… (Ver el tema previo)

Así terminó mi post el cual concateno con este nuevo que es la segunda parte del mismo.

El hecho de estar ante una reliquia de un Santo no es algo que de por sí genere una sensación extraña o sobrenatural. Me explico, no es que alrededor de la reliquia se genere un campo electromagnético o un ambiente diferente que lo ponga a levitar a uno o cosas por el estilo. Lo más común es que tú pases frente a la reliquia y físicamente no sientas nada. Con seguridad esto le pasó a la mayoría.
Recordemos que como católicos no vivimos de experiencias sensibles sino de la fuerza de la fe (entre otras cosas); algunas sectas difunden el hecho de que -si sientes mucho es porque Dios actúa mucho, si sientes poco, Dios actúa poco- y lamento recordarles que Dios no trabaja así. Sino no tendría sentido la fe. FE que a veces olvidamos su significado, que es el creer y confiar en aquello que no vemos, que no SENTIMOS, pero que sabemos que es real.

¿Dios puede permitir situaciones sobrenaturales? ¡Por supuesto! No quiero que crean que estoy en contra de eso o afirmando que eso no pasa. Para nada. Simplemente digo que no es lo común. Y vengo al tema porque al estar frente a la reliquia, en esos escasos 5 segundos y con una oración rápida pero sincera, nunca esperé que me fuera a producir algo físico… Y me pasó.

Mientras me alejaba apresuradamente de la reliquia en busca de la salida y de mis familiares, algo me detuvo. Un sobresalto en mi interior. Un suspiro profundo inusitado. Es difícil describirlo, como todas estas cosas espirituales, pero fue real y trascendente. Nada que pudiera asemejarlo a algo “normal”.
Y es que me llamó mucho la atención pues no es normal que esto me pase a mí y por eso lo detecté ahí mismo. Es una confirmación de que este bello Santo está “trabajando” en el cielo por mi intención. Su intercesión será de alto valor durante esta Cuaresma, estoy seguro. Encomiéndate a San Juan María Vianney, el Santo Cura de Ars y encontrarás una intercesión poderosa. Créelo.

San Juan María Vianney, ruega por nosotros.

1 comentario:

  1. Así es...! No todo lo que nos rodea es Sobrenatural pero esta asistido por el Creador que es fuente de todo lo natural y sobrenatural ( visible e invisible ) que existe en el cosmos. Estar cerca a la reliquia de un Santo Católico incorrupto es interesante; pues ella conserva la vitalidad real de una persona bautizada que vivio con dignidad todo su proceso cristiano terrenal y que por la Gracia de Dios se conservo milagrosamente su cuerpo entero o partes de su cuerpo ( como testimonio viviente de una comunidad de fieles llenos de fe ) y con la bendición de la Iglesia -así será- hasta el juicio universal; pero, es mucho más importante estar al lado de la Eucarístia, que contiene no solo al que es Vida sobre-abundante; sino, al que nos ayuda entender todo lo natural que existe y lo Sobrenatural que aún no conocemos en plenitud, hablamos, de: ¡Jesús Nuestro Señor!¡El Hombre Dios! ¡El Resucitado entre los vivos y los muertos, varios de ellos incorruptos como el Santo Cura de Ars! Créelo. Ver para creer. Ahí tenemos una reliquia suya en peregrinación. Oremos al Santo que está en el Cielo con su alma que interceda por todos los Cardenales, Obispos y Sacerdotes.

    ResponderEliminar

La entradas serán moderadas por eso te pedimos que por favor seas muy objetivo en tus comentarios. Dios te bendiga