¿Quien como Dios?

9 mar. 2015

Séptimo Día y el cliché de ganar audiencia atacando la Iglesia

Desde hace muchos años es muy normal ver que algunos medios en decadencia utilicen el ataque contra la Iglesia para ganar cierta popularidad que no pasa de ser momentánea. Es el caso del programa Séptimo Día quien durante marzo de 2015 emitió un especial "secretos bajo las sotanas" donde, según ellos, pretendían desenmascarar la mafia, corrupción y escándalos del Vaticano y la Iglesia Católica, en temas de homosexualismo y pederastia.

Lo primero que quiero aclarar, especialmente para aquellos un poco despistados, o para los Trolls de mala fe, es que en ningún momento se pretende esconder una realidad cruda y triste de la Iglesia. Nadie niega los casos de homosexualismo y pederastia de la Iglesia, como de cualquier institución que tenga un tamaño considerable.
La Iglesia tampoco lo ha ocultado; es más que claro que los últimos Papas han enfrentado valientemente este flagelo, cosa que vergonzosamente omiten ciertos medios mediocres.
Sobre las falacias, errores y comunicados de Séptimo día pueden contextualizarse en los siguientes medios:
http://www.cec.org.co/destacados/4143-la-cec-califico-como-tendencioso-y-hostil-el-programa-de-septimo-dia
https://www.aciprensa.com/noticias/colombia-protestan-contra-caracol-tv-por-atacar-sacerdocio-en-horario-estelar-83354/
http://www.votocatolico.co/2015/03/hipocresia-caracol-encubre-sacerdotes.html

Por qué reaccionamos

Nuestro descontento no era por mostrar una realidad de la Iglesia; en primer lugar es un cliché, un refrito: todo mundo lo sabe y ha sido fuente de cientos de noticias durante los últimos años, y retomar el tema no es más que una falta de creatividad que el mismo canal debería evaluar. No hay que ser periodista para recoger extractos de miles de medios, noticias de hace 20 años y casos acá y allá; esperábamos más altura de periodistas de un canal tan importante.
Si una persona con criterio, sea católico o ateo, ve una investigación(?) de esta magnitud, esperará ver cifras reales; hablar de "muchos sacerdotes", o expresiones como "es posible", "al parecer" etc. Mostrar cámaras ocultas donde "supuestos sacerdotes" hacen o no algo, ya deja mucho que desear.

La oscura intención de Séptimo Día

También es sabido que la intención de esto no es "purgar" la Iglesia. Si fuese así, utilizarían las denuncias oficiales, incluso ante medios legales. Lo que pretenden es desprestigiar para que el público generalice. Es lo mismo cuando un medio internacional dice "La droga de los Colombianos" y muestra a uno o dos capos (no generalizan) pero dejan la sensación en los que lo ven que toda Colombia es así, y está completamente comprobado esto.
Y hay dos opciones: Los de Séptimo Día lo saben y usan esta "estrategia" para desprestigiar la Iglesia, o no saben esto lo cual dejaría mucho que desear de la calidad de periodistas que tienen; en ambos casos el programa sale mal librado, sea por tendencioso o por mediocre.
Lo que ha logrado Séptimo Día es promover el odio contra nuestra fe y basta con mirar los Tweet o futuros comentarios acá de las personas que nos atacaban por hacer valer respetuosamente nuestros derechos.

Nuestra Reacción

Miles de laicos de Colombia y de latinoamérica lideraron una campaña por redes sociales de visibilidad de la falta de objetividad de dicho documental la cual fue todo un éxito porque:

  • Se mantuvo la tendencia en twitter toda la semana, siendo el principal tema en dicha red social en Colombia
  • El Canal Caracol estuvo en boca de todos por la falta de calidad en su información, lo que repercute incluso en otros programas.
  • El defensor del televidente del Caracol dedicó su programa de la semana a este tema dando la razón a los católicos por el sesgo que manejó Séptimo Día en su programa.
  • Séptimo Día se vió obligado a recurrir a un estudio minucioso de su programa por parte de su departamento legal para verificar que no pudieran ser demandados. ¿Cuanto recortaron? Nadie lo sabe.
  • Los principales medios de comunicación hablaron del tema, sesgados o no, pero confirmaron que fueron concientes de la reacción. Esto es un gran logro: visibilidad.
  • La Conferencia Episcopal de Colombia emitió un comunicado rechazando el sesgo del programa.
  • El Cardenal Rubén Salazar felicitó el trabajo de los laicos que rechazábamos dicho sesgo informativo.
  • Los presentadores de Séptimo Día en su segundo programa sintieron la reacción de los católicos y aclararon a regañadientes el trabajo de los buenos sacerdotes diciendo que nunca pretendieron atacar a la Iglesia ¿?
  • Se logró reactivar la defensa de la fe en millones de católicos, que están unidos aunque pertenezcan a diferentes realidades dentro de la Iglesia Católica.
  • Los medios se tomarán más en serio los programas que pretendan hacer para atacar la fe de los Colombianos.
Por todo esto, damos mil gracias a los que se unieron en la defensa de la Iglesia. ¡Estamos llamados a la batalla de las ideas y los argumentos por nuestra fe!
Los que nos insultan nos demuestran que ante los argumentos solo quedan los insultos o los gritos; creen que con eso taparán lo que les falta de razón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

La entradas serán moderadas por eso te pedimos que por favor seas muy objetivo en tus comentarios. Dios te bendiga