¿Quien como Dios?

8 mar. 2010

Ahora si el balanceo

El post anterior tenía toda la intención de hablar sobre las virtudes pero como verán terminé en otro tema. Hoy si quiero que sigamos juntos haciendo un plan concreto de trabajo en las virtudes. Para quienes apenas inician, al final relaciono los post que se encadenan con el actual.

Se supone que ya tenemos identificados nuestros pecados comunes o malos hábitos; también hemos escogido uno de ellos y vamos a trabajarlo fuertemente este año hasta llegar incluso a obtener la virtud que lo combate. Por último lo que hicimos fue sacar un listado de acciones con los cuales se manifiesta en nosotros dicho pecado. 



Ahora lo que debemos hacer es, al frente de cada una de esas acciones, ponemos un compromiso correctivo para combatirlo. Por ejemplo, escogimos trabajar contra la Pereza (ya más de uno se puso nervioso en este punto) y una de las acciones en que se manifiesta es que nos demoramos mucho en levantarnos después de que suena el despertador (Se que lo que grita tu interior “nooo con la camita no se meta!!!”); pues el compromiso para iniciar el combate será levantarnos inmediatamente suena el despertador, el minuto heroico del que habla San Josemaría Escrivá de Balaguer en el numeral 206 de su libro “Camino” (recomendado). 

Así debemos hacer con cada una de las acciones. Una tarea que me ayude a corregirme. Tú defines su intensidad, cantidad, repetición. Pero debe ser compromiso serio y “doloroso”, o sea, que te cueste. Sino, no pierdas el tiempo, no quieres negarte a ti mismo.

Veremos que con el tiempo se nos convertirá en hábito, un hábito bueno y es allí donde nace la virtud. Saca ya mismo tu lista de tareas, tal vez la lista más importante para tu alma este año. Y vamos a trabajarla!

Te invito a que comentes tu vivencia al respecto!
----------------------------------------------------------------
Post relacionados

No hay comentarios:

Publicar un comentario

La entradas serán moderadas por eso te pedimos que por favor seas muy objetivo en tus comentarios. Dios te bendiga