¿Quien como Dios?

29 sept. 2010

La leguminosa superstición II

Viene de La leguminosa superstición I

Recuerdo como en Cali, donde proliferan estas prácticas esotéricas lamentablemente muy arraigadas en la cultura del pacífico especialmente provenientes de Buenaventura y Tumaco, me contaron algo que me hizo llorar riendo o reir llorando, no se.
Me hablaron de alguien que tenía una tienda 100% esotérica y le iba muy bien; aquellas que tienen el agua de los 7 colores, el agua para ligar al ser querido, etc.


Había conseguido bastante dinero, y contaba, en medio de risas, que él mismo preparaba dichas 'bebidas mágicas' usando simplemente agua, colorantes, saborizantes y esencias para darle olores variados. Eso era todo. Nada de rezos, nada de pactos con el diablo. Simple estafa. Vivir de la ilusión de los pobres por encontrar una felicidad que les es esquiva y terminan entregandose al primer fabricante de sueños de humo.

Con esto no descarto los sitios que realmente hacen rezos, pactos, y ritos de brujería; ¡para nada! ¡de esos si que abundan! pero no debemos olvidar tampoco a aquellos que estafan al pobre y que, al igual que los otros, deberán dar ciertas explicaciones en un futuro mas cercano que lejano.

Complemento este 'post astral' con algo que me fastidia en verdad. Aquellas emisoras que hablan de Jesús, la Virgen, los Ángeles, el Espíritu Santo entre otras cosas sagradas de nuestra Iglesia, pero ¡con fines esotéricos!
Y escuchas hablar de la "Poderosa agua del Espíritu Santo", y llaman supuestos compradores que han visto los milagros que esto ha logrado en sus vidas. Luego dan un teléfono, dicen que pida una cita. Cambie la "Poderosa agua del Espíritu Santo" por lo que quiera
- La oración de la cruz de los Andes
- La imagen de Jesús de la prosperidad
- invente el que quiera

Como ven, genera confusión. Muuucha confusión. Y esto es lo que me fastidia. Que no pocos 'católicos' que no conocen su fe, terminan en estos sitios creyendo que buscan a Dios y reciben de Él su favor dejándole su dinero a estos 'brujos' insecrupulosos.

Como evangelizadores tenemos mucho trabajo. Debemos alertar a todos de estos fraudes dañinos para los bolsillos pero mucho más para el alma. Es nuestro deber, denunciar a tiempo y a destiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

La entradas serán moderadas por eso te pedimos que por favor seas muy objetivo en tus comentarios. Dios te bendiga