¿Quien como Dios?

18 ago. 2009

Lo que hay mas allá de la Justicia

Algún día estudiando sobre la distribución de la riqueza y cómo la Iglesia nos pide que ayudemos a re-distribuir riqueza en vez de acumular, me econtré con un blog secular de alguien que decía que la redistribución de la riqueza no soluciona nada. Que los que tienen mucho, lo tienen porque se lo merecen y los que no tienen es por que no se lo han ganado. Además decía que no es justo que alguien que “la sudó” tenga que darle al que no hizo nada para ganarsela.

Eso me hizo meditar en el concepto de justicia. Llegué a la conclusión de que la caridad trasciende la justicia, va más allá de la justicia; el desprenderme de lo que por justicia merezco para que otro lo aproveche es el amor de Cristo en la cruz.
Mi mente inquieta siguió escudriñando y notó que lo mismo sucede con la humildad; la humildad nos hace renunciar a muchas cosas que por justicia podríamos haber ganado y merecido.


Estas ideas me venían rondando en la cabeza, les buscaba el defecto, incluso la herejía pues no es raro que la “loca de la casa” (mente) nos enrede, pero lo veía muy lógico. ‘Sin querer queriendo’ el Señor me confirmó mis pensamientos hace unas semanas cuando empecé a leer la Encíclica ‘Caritas in Veritate’ de nuestro Papa Benedicto XVI. En el numeral 6 se habla sobre la justicia y dice “...La caridad va más allá de la justicia, porque amar es dar, ofrecer de lo «mío» al otro; pero nunca carece de justicia, la cual lleva a dar al otro lo que es «suyo», lo que le corresponde en virtud de su ser y de su obrar...”.

Esto fue un bálsamo que reconfortó mi corazón y me sacó de la lista que comparten Arrio, Apolinar de Laodicea, Nestorio y otros cuantos que no solo pensaron sino que enseñaron y perseveraron en el error

1 comentario:

  1. La obediencia también esta por delante de la Justicia. Varios santos tuvieron que suspender varias tareas justas y santas por obediencia a sus superiores

    ResponderEliminar

La entradas serán moderadas por eso te pedimos que por favor seas muy objetivo en tus comentarios. Dios te bendiga