¿Quien como Dios?

28 dic. 2012

Semana 8: ¿Crees que Dios todo lo puede?

Tras un corto receso por las fiestas navideñas y de fin de año, continuamos con el estudio semanal del Catecismo de la Iglesia Católica. Hemos empezado a “desgranar” el Credo y hoy veremos los numerales entre el CIC 268 – 278

Creo que pasamos muy rápido por esta afirmación y casi nunca  seamos sinceros, nunca! medimos lo que decimos cuando proclamamos a Dios como el Todopoderoso.

Es interesante ver que en el Credo, es el único atributo que se nombra: la omnipotencia. Y tiene lógica porque en adelante, lo que diremos en el Credo requiere que estemos seguros de que Dios TODO lo puede. Sino, no creemos que hizo el cielo y la tierra, ni que se encarnó de una Virgen, ni las demás verdades de fe. Y es que cuando ponemos en duda alguna verdad de fe, en esencia estamos negando la Omnipotencia de Dios. Cuando algún hereje duda de la Inmaculada Concepción, realmente lo que está dudando es que Dios es Todopoderoso.

Una cosa muy diferente es no entender. Eso si es permitido, ¡además de lógico! Nuestra mente limitada nunca podrá contener los misterios del que es Infinito; no obstante Él nos revela lo que nuestro entendimiento por lo menos puede llegar a esbozar.

Volviendo al punto, es fundamental que creamos que “para Dios nada es imposible” Lc 1,37. Esto precisamente fue lo que entendió la Virgen María, nuestra Madre y modelo de fe.

Y nos demuestra su omnipotencia, siendo Dios y haciéndose hombre, no solo hombre, sino niño; indefenso, dependiente, vulnerable, pobre. Y luego muere… pero Resucita. Todo lo puede; y esto para borrar los pecados que parecían irreparables pues ofendían al que es Infinito. Ha vencido el mal de la forma más misteriosa.

Y estos pecados, que a la luz de la justicia no tendrían perdón, son perdonados, borrados “de tajo” ante un acto de humildad frente a un Sacerdote en el Sacramento de la Confesión, sacramento que muchos rechazan por sonsos miedo, soberbia, pereza, que se yo. No sabemos lo que hacemos definitivamente.

Que esta semana nos quede algo muy pero muy claro. Dios TODO lo puede. Si, Dios puede hacerte Santo, pero tienes que poner de tu parte. ¿Qué tal este propósito para el nuevo año?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

La entradas serán moderadas por eso te pedimos que por favor seas muy objetivo en tus comentarios. Dios te bendiga